IMG_4916

Hidratos de Carbono ¿sí o no?

Elena Nutrición

Desde que empezó el boom de las dietas Proteicas o Cetogénicas como Dukan o Pronokal, me he estado preguntando si la culpa de todo la tenían los hidratos de carbono. ¿Cómo podía ser que la gente que seguía estas dietas comiera chuletones alegremente y consiguiera adelgazar? Pues llevo varios días investigando y leyendo artículos sobre los hidratos de carbono y creo que me ha quedado claro el porqué.

Cuando de adelgazar se trata es muy importante saber cómo actuan en nuestro cuerpo los alimentos que ingerimos. Así que voy a resumir con palabras muy sencillas algunos conceptos básicos con los que me he quedado y que me están ayudando a comprender muchas cosas. Si en las próximas líneas digo algo que no es correcto, espero que algún nutricionista me corrija.

¡Empezamos!

Hay dos tipos de Hidratos de Carbono:

  • HIDRATOS DE CARBONO SIMPLES –  MONOSACÁRIDOS O DISACÁRIDOS:

Son la glucosa, fructosa, sacarosa… Estos hidratos son de fácil absorción, osea, que nos proporcionan energía muy rápidamente. Ésto provoca que tengamos picos de glucosa momentáneos y que nuestro cuerpo tenga que generar insulina rápidamente para combatirlos. La consecuencia de ésto es que nuestro organismo transforma los azucares sobrantes –  los que no ha podido utilizar como energía en ese momento – en grasas y las acumula.

Los encontramos en el azúcar, los dulces, las harinas refinadas (pasta, pan), el arroz blanco, la miel etc. También están en la fruta y en la leche, pero como están más diluidos en agua, no son tan preocupantes. Además, la fruta nos aporta muchas vitaminas y fibra, que también ayuda en otros aspectos…

  • HIDRATOS DE CARBONO COMPLEJOS – POLISACÁRIDOS (los buenos):

Estos hidratos de carbono son de absorción lenta, lo que significa que proporcionan energía a nuestro organismo poquito a poquito. Esto hace que el azucar en sangre se regule y que nuestro cuerpo no tenga que transformarlos en grasas para acumular. Además esas dosis de energía nos mantienen saciados y evitan que nos vuelva a entrar hambre tan pronto.

Los encontramos en las harinas, cereales y granos integrales (pasta integral, pan integral, arroz integral, avena, centeno, maíz…), en las verduras y hortalizas (patata, boniato, zanahoria…) y en las legumbres.

*Nota: muchos panes parecen integrales porque les añaden semillas, cereales, etc. pero no lo son. Hay que leer los ingredientes. Tienen que decir bien claro “harina integral” si no dice integral es que no lo es. Es verdad que muchas veces el pan integral tiene igual o más calorías que el blanco, pero eso no es lo que importa.

Este vídeo, aunque sólo lo he encontrado en inglés, explica de una forma divertida y muy facilita el tema de la acumulación de grasas que os he contado.

 

¿POR QUÉ SE ADELGAZA TAN RÁPIDO CON LAS DIETAS CETOGÉNICAS?

Las dietas cetogénicas consisten básicamente en eliminar la ingesta de hidratos de carbono casi por completo. Los hidratos de carbono son nuestra fuente principal de energía, así que si no los ingerimos nuestro cuerpo tiene que obtener la energía por otros medios, en este caso nuestras propias reservas de grasa.

Cuando nuestro cuerpo tiene un déficit prolongado de hidratos de carbono entramos en una fase que se llama Cetosis. Las personas que entran en Cetosis suelen tener mareos, dolores de cabeza y malestar. Esta dieta no es recomendable hacerla sin la supervisión de un médico porque puede resultar muy perjudicial en personas con problemas metabólicos.