IMG_4231

Adelgazar después del embarazo

Elena Dieta

Los que me seguís desde hace tiempo habréis notado (algunos me lo habéis hecho saber) que desde hace varios meses la cantidad de publicacaciones en el blog o en mis redes sociales ha caído en picado. Ya informé del motivo principal de esta desaparición; y es que he sido mamá de un niño precioso que me tiene loca (en todos los sentidos). Pero eso no es todo, claro.

Cada persona vive la maternidad de una manera distinta, todo depende de como te encuentres física y mentalmente, de las peculiaridades que tenga tu bebé y del apoyo que recibas por parte de otras personas. En mi caso, se ha juntado el lado negativo de varios de estos factores, sobre todo el tema del apoyo, ya que somos nuevos en esta ciudad y no tengo a mi familia ni a mis amigos cerca.

Pero bueno, no os voy a aburrir con mis calamidades y voy a ir al grano: ¡¡¡Me está costando adelgazar más que nunca en mi vida!!! Los cambios físicos del embarazo, no tener mucho tiempo para poder cocinar y acabar comiendo cualquier cosa, las largas horas de semi-soledad encerrada en casa que no hacen más que empujarte a la nevera una y otra vez, no poder hacer una dieta baja en hidratos por estar dando el pecho, no dormir bien y ver que los pocos esfuerzos que consigues hacer  al final del día no tienen resultado… ¡¡Vamos, un completo!!

Pero bueno, poco a poco las aguas vuelven a su cauce. Desde hace un mes ya no doy el pecho al niño porque decidió que el biberón le gustaba más, así que ahora, por mucho que me pese, me siento un poco más liberada ya que puedo comer lo que quiera. También el campeón ha empezado a dormir más horas por las noches, así que estoy algo menos agotada durante el día. Y además, ya se entretiene algunos ratitos si le pongo dibujos animados, lo que hace que tenga algunos minutos de tiempo para cocinar o para sentarme a comer algo que requiera el uso de las dos manos.

Así que ahora SÍ QUE SÍ, ahora os lo prometo y lo digo alto y claro: ¡¡CHICAS Y CHICOS, ESTOY DE VUELTA!! Y la prueba es que en las últimas tres semanas he bajado casi tres kilos. He tenido que hacer algunas modificaciones en mi dieta, ya que la dieta que seguí antes del embarazo y con la que adelgacé más de 11 kilos, ahora no estaba surtiendo efecto. Os la explico aquí debajo.

Nada más que decir. Solo daros las gracias a todos por seguir ahí y nos vemos en mi Instagram y en mi página de Facebook con nuevas recetas y trucos para perder de vista los michelines de una vez por todas.

MI DIETA ACTUAL

Desayuno:

  • Un vaso de agua con limón antes de nada.
  • Una tortita de avena y clara de huevo untada con tomate triturado y algo de proteina baja en grasa como tres lonchas de fiambre de pavo, atún, sardinas, o rellena de pollo/pavo mechado. Suelo preparar tanto tortitas como relleno de pavo mechado para 4 o 5 días y así no tengo que hacerlo cada mañana.
  • Un Cola-cao 0% con leche desnatada.

Media mañana:

  • Solo si tengo hambre como una pieza de fruta evitando las que tienen alto contenido en azúcares como el plátano o la uva. Suelo comer una manzana, una naranja o una mandarina…
  • Y un té verde o leche de avena.

Comida:

  • Porción generosa de vegetales (ensalada sencilla,  tomate, verduras a la plancha, puré de coliflor o crema de calabacín…)
  • Pollo, pavo o ternera a la plancha. Sin pasarme con las cantidades.
  • Una porción de chocolate negro.

Merienda:

  • Un té verde.

Cena:

  • Pescado de cualquier tipo o gazpacho.

* Esta dieta no está diseñada por ningún dietista ni nutricionista, la he creado yo misma en base a la pruebas que he ido realizando con mi propio cuerpo.

*En este momento de mi vida no tengo una actividad física elevada ni hago apenas ejercicio, por lo que el aporte nutricional de esta dieta podría ser insuficiente para una persona que si lo haga.